miércoles

FRAGMENTOS DE PETROUSHKA (STRAVINSKY)


Protagonizado por Vaslav Nijinski, el ballet Petrushka fue estrenado el 13 de junio de 1911 en el Théâtre du Châtelet, en París, durante una temporada de los Ballet Rusos de Diaghilev.
Petrushka (Pedrito, en ruso) narra la historia de tres marionetas humanizadas: el desdichado Petrushka, la bailarina a la que ama, y el moro que se la disputa. Petrushka es una marioneta de paja y serrín tradicional rusa de carácter bufo y burlón, lo que en el mundo latino equivaldría al Polichinela, que cobra vida y desarrolla la capacidad de sentir.
Un titiritero de la feria de San Petersburgo, Rusia, ofrece su espectáculo de marionetas. Los personajes principales son Petroushka, El Moro y La Bailarina. Petroushka trata de escapar de su estancia infructuosamente. Luego intentará en vano seducir a la bailarina, la que se dirige a la fastuosa habitación de El Moro, donde ambos se declaran su amor. Petroushka sorprende a los amantes, pero es perseguido por el Moro, que lo arroja fuera de su habitación y renueva su coqueteo con la bailarina. De regreso en la feria, el público se sorprende por la conmoción en la tienda del titiritero. Petroushka aparece perseguido por el Moro, que lo alcanza con su cimitarra. La nieve se tiñe de sangre y la policía llega para investigar lo ocurrido. El titiritero les muestra a los oficiales sus muñecos inertes, y la multitud se dispersa. De pronto, sobre la tienda, se ve la figura de Petroushka, saltando alegremente. El titiritero se horroriza al comprobar que su marioneta es inmortal.
Hay en esta obra una feria abigarrada de tipos populares, de manera que se opone la marioneta popular, casi infantil, a la presencia multitudinaria de ese pueblo. Stravinsky imaginó primero el títere en una pieza para piano y orquesta, y más tarde comprendió, que había que darle aquel nombre tan ruso y que evocaba tantas cosas. Diaghilev le convenció para convertir su obra en un ballet con la ayuda de Alexander Benois. En el estreno la coreografía fue realizada por Mikhail Fokin.
Desde el punto de vista puramente musical Petrushka se caracteriza entre otras cosas por el llamado "acorde de Petrushka", consistente en un acorde de Do mayor y Fa# mayor tocados simultaneamente (bitonanildad) que suele acompañar la aparición del personaje de Petrushka casi a modo de leitmotiv.


No hay comentarios:

Publicar un comentario