jueves

MARCHA CEREMONIAL TURCA (JEAN BAPTISTE LULLY)

En Francia, entre Lully y Rameau, apareció una serie de compositores que cultivaron un arte operístico de tinte italiano. Por otro lado, los maestros de capilla seguían componiendo obras religiosas.
Entre el final del siglo XVII y principios del XVIII los creadores que se destacaron fueron Charpentier, Colasse y Desmarets, que se exilió en España.
Un creador brillante de la época, Campra, rechazó el estilo cargado de Lully proponiendo naturalidad a las óperas. Compuso también óperas-ballets como Las Fiestas Venecianas. Otros compositores de renombres fueron Michel Pinolet de Montéclair, André Cardinal Destouches, Gervais, Colin de Blamont y Mouret.
Junto a la ópera, en Francia se reconoce la influencia de las cantatas italianas, a las que los compositores locales sumaron sus propias experiencias, canciones que dieron origen al vodevil como género.
Esta forma musical evolucionó desde la música de cámara hasta alcanzar las dimensiones de un montaje operístico.
Jean-Baptiste Lully Italia - Francia [1632-1687], de familia humilde, llamó la atención del caballero de Guise, que lo llevó a París. Allí sirvió al rey Luis XIV, quien puso una orquesta de violines a su disposición y creció su fama como violinista, compositor y director. Encargado de componer muchos ballets de corte, a los que el rey era muy aficionado, también fue destacada su colaboración con Moliere en la música de varias representaciones. Consiguió riqueza y poder, llegando a ser secretario real. Su estilo operístico impulsa el abandono del recitativo secco y lo sustituye por otro más elaborado en su acompañamiento. Respetaba la prosodia natural de las palabras musicadas. Fue uno de los creadores de la obertura francesa e influenció sobre sus contemporáneos como Purcell.


1 comentario:

  1. Anónimo17:33

    menuda cacaaa de pag...¡¡¡

    ResponderEliminar