sábado

SONATA PARA PIANO Nº 1 (BOULEZ)


Pierre Boulez (Montbrison, 26 de marzo de 1925) es un compositor, pedagogo y director de orquesta francés. Su influencia ha sido notable en el terreno musical e intelectual contemporáneo.
Inició estudios de matemáticas en el Politécnico de Lyon antes de ingresar en 1944 en las clases de armonía de Olivier Messiaen en el Conservatorio de París También estudiará contrapunto con Andrée Vaurabourg (esposa del compositor suizo Arthur Honegger) y la técnica dodecafónica con René Leibowitz.
Comenzó cultivando una música atonal dentro de un estilo serial post-weberniano influido por Olivier Messiaen. Este serialismo, a diferencia del dodecafonismo, no sólo aplicaba el concepto de serie a la altura de las notas, sino también a otras variables del sonido: ritmos, dinámicas, etc. Esto daría lugar al llamado serialismo integral, del cual fue uno de sus principales representantes junto a compositores tan variados como Karlheinz Stockhausen, Ernst Krenek, Milton Babbitt o el propio Messiaen.
Se convirtió en director y compositor en el famoso teatro de Jean-Luis Barrrault. Continuando la labor de figuras como Pierre Schaeffer y Edgar Varèse, se convirtió en un pionero de los avances en la música clásica electrónica y la música por computadora. Uno de sus trabajos más relevantes en este campo es Répons (para orquesta y electrónica). Desde 1950 ha experimentado con la música aleatoria, manteniendo una notable correspondencia con John Cage.
Boulez a menudo retoma obras de su repertorio para su revisión: la última de sus tres sonatas para piano, por ejemplo, es una obra "abierta" que ha estado en continua revisión desde su estreno en 1957 (sólo se han publicado dos de sus cinco movimientos), y ...explosante-fixe..., un concierto para flauta y electrónica, fue primeramente escrito en los setenta y completamente revisado en los noventa. En 1970, el presidente francés Georges Pompidou invitó a Boulez a crear y dirigir una institución para la exploración y desarrollo de la música moderna, dando lugar al IRCAM (Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique), del que Boulez fue director hasta 1992 (en 2005 todavía tiene una oficina en el IRCAM).
A parte de su labor como compositor, Boulez es un reconocido director de orquesta, especializado en obras de autores de la primera mitad del siglo XX como Claude Debussy, Arnold Schoenberg, Igor Stravinski, Béla Bartók, Anton Webern y Edgar Varèse. Ha dirigido óperas, como la primera representación completa de Lulu en París, y obras de Richard Wagner en el Festival de Bayreuth en 1975. Ha estrenado obras de numerosos autores contemporáneos como Luciano Berio, Karlheinz Stockhausen, David del Puerto, Elliott Carter, Olga Neuwirth y York Höller], y del músico de rock Frank Zappa. Ha sido director de la Orquesta filarmónica de Nueva York desde 1971 hasta 1977. Entre 1976 y 1995, Boulez tuvo la cátedra de Composición, Técnica y Lenguaje Musical en el famoso Collège de France. Ha trabajado como director de la Orquesta Sinfónica de la BBC desde 1971 hasta 1974 y de la Filarmónica de Nueva York desde 1971 hasta 1977. Actualmente es el principal director invitado en la Orquesta Sinfónica de Chicago y dirige regularmente la Orquesta Filarmónica de Viena, la Orquesta Filarmónica de Berlín, la Orquesta Sinfónica de Londres, la Orquesta de Cleveland y la Lucerne Festival Academy Orchestra. En 2002 recibió el prestigioso premio Glenn Gould por el conjunto de su aportación musical. Actualmente continúa dirigiendo y componiendo.
La madurez del compositor ha sustituido la feroz concentración del Boulez temprano por una música serena, más expansiva y accesible. Una música intrincada, pero alejada de toda retórica grandilocuente. Es una música elegante y refinada, revestida de las más exquisitas sonoridades, y dotada de una imaginación contrapuntística y un sentido de la fantasía extraordinarios. Las líneas melódicas revolotean entre cambios inesperados de rumbo, como peces reagrupándose nerviosamente en una pecera
Boulez comenzó a adquirir experiencia como director en los conciertos que fundó en 1954 con el nombre de Domaine Musical para mostrar la música moderna y apreciar la antigua bajo una perspectiva distinta. La entusiasta recepción que tuvo esta serie en el ambiente parisino, que la llevó a ser un aspecto regular de su vida musical en el corto tiempo, también ayudó a acrecentar el prestigio de Boulez y pronto fue invitado a dirigir en el extranjero.
Desde 1957, y por algunos años, actuó como director invitado de la Orquesta de la Radio Alemana de Baden-Baden; en 1963 condujo el estreno francés de Wozzeck en el Teatro de la Opera; en 1966 preparó una presentación de Parsifal en Bayreuth; entre 1967 y 1972 también fue invitado por la Orquesta de Cleveland; en 1971 fue nombrado titular tanto de la Sinfónica de la BBC (donde estuvo hasta 1974) y de la Filarmónica de Nueva York (sucediendo a Leonard Bernstein y permaneciendo hasta 1978); en 1976 dirigió El Anillo de los Nibelungos en Bayreuth; y en 1979 estrenó mundialmente la versión completa de Lulú, nuevamente en la Opera de París.
En 1977 Boulez inició una nueva etapa al tomar a su cargo el naciente IRCAM, que surgía como una instancia abierta a la investigación y coordinación de aspectos musicales, electrónicos y acústicos. Desde entonces su labor se extiende además a la organización de conciertos, la enseñanza y facilitar el acceso a equipos y computadores para la composición musical. De hecho, por sus instalaciones ya han pasado artistas tan notables como Birtwistle, Berio, Harvey, Saariaho, Lindberg, Machover o Benjamin.
Al interior del IRCAM se fundó también el Ensemble InterContemporain, conjunto especializado en la interpretación de música contemporánea y que ha gozado desde sus comienzos de una reputación casi inigualable como tal. Si bien Boulez dejó la dirección del IRCAM en 1991, todavía mantiene la presidencia del mencionado conjunto y continúa realizando giras por Europa, Norteamérica y Asia, aparte de numerosas grabaciones.
En el último tiempo la actividad de Boulez como director se ha ampliado y ya en 1992 lo tuvimos en una nueva producción de Pelleas et Melisande con la Opera de Gales, con la que realizó una gira europea y un video que estuvo nominado entre los International Classical Music Awards.
También en 1992 Boulez apareció en el Festival de Salzburgo, con el Ensemble InterContemporain, la Filarmónica de Los Angeles y la de Viena, mientras que en 1993 se reencontró con la Filarmónica de Berlín. Todo esto lo ha complementado con un renovado acercamiento al mundo del disco, donde ya contaba con galardonadas versiones como su Parsifal en Bayreuth, el estreno de la versión integral de Lulú o los valiosos registros con obras de Schoenberg, Berg, Webern, Birtwistle, Berio y de su propia autoría.
Pero en los 90 graba con la Sinfónica de Chicago, la Orquesta de Cleveland o la Filarmónica de Viena y, por supuesto, con el Ensemble InterContemporain, recibiendo cada vez una entusiasta crítica y premios tan importantes como los Grammy y el Record of the Year de Stereo Review en 1993, el Record Academy Award de Tokyo el año 94 o los Gramophone Awards, incluído Artist of the Year, en 1995.
Con sus ochenta y dos años, Boulez sigue en plena forma, sin interés por lucirse y volcándose en la música, propia y ajena, con los criterios más perfeccionistas. Los componentes del Ensemble Intercontemporain que dirije forman el mejor grupo de música contemporánea posible.


Tu.tv

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada